martes, 26 de julio de 2016

Cueca homenaje a Los Vilos de Nadia Cortés




Nadia Cortes Cantares de mi Tierra

La folclorista chilena, Nadia Cortés, integrante del grupo folclórico "Cantares de mi Tierra", rinde homenaje al balneario que la vio crecer.

La cueca de su autoría es un homenajea a Los Vilos y a los pescadores de la zona quienes impulsaron el desarrollo de esta localidad ubicada al sur de la región de Coquimbo.

Acá el vídeo y el texto:





"Voy a cantarle a Los Vilos y al Pescador…

Este es mi pueblo donde los vientos hace entonar a los pinos una melodía cual lamento de un ruiseñor.


Tierra de hombres sanos y fortachos
bronceados por el aire y el sol.
!Aquí! donde de niños son machos
y afrontan el peligro con tesón,


Si él se va mar adentro y lo pilla un temporal,
se deja guiar con el viento hasta donde él lo vaya a dejar.

Así es el pescador de Los Vilos
enamorado, tierno y mino;
le gusta también el vino,
pero más atracar el bote.

Cueca

En la cuarta región
está el balneario de Los Vilos (x2)

Con caletas y pescadores
y con, y con sus lobos marinos
en la cuarta región.

Al frente la isla de huevos
majestuosa e imponente,
el farol y el viejo muelle
orgullosa está su gente.

Al frente la isla de huevos
majestuosa e imponente,

de su gente, ay sí,
un buzo en la pampilla,
comiendo cabrito asado,
bailando con las chiquillas.

Un orillero en la playa
es rebueno pa la taya, ayayay".


viernes, 19 de junio de 2015

Roberto Scherson (Documental)




Roberto Scherson
Santiago de Chile, 1957.


Destacado pianista Chileno radicado en Francia. 

Ha desarrollado una extensa carrera en los grandes escenarios del mundo.

Este reportaje viene a visibilizar su persona apoyando la promoción de nuestros grandes representantes artísticos en el extranjero. 


Género: Documental.
Investigación y producción: Alejandro Cortés Vilches.
Duración: 24:19 










domingo, 4 de enero de 2015

PERSONAJES DESTACADOS DE CABILDO - POR ARRULLO DELGADO




Arrullo Delgado
Arrullo Delgado, ex secretario municipal de la comuna Cabildo. También asume la alcaldía subrogante de la época.
Se le reconoce como una persona muy importante y muy querido por la localidad.

Extracto del libro de Arrullo Delgado

l. EDMUNDO ELISSETCHE POUCHUQ


Edmundo Elissetche Pouchuq, nació el 27 de Febrero de 1911 en la ciudad de  Cañete, Provincia de Arauco. De profesión Ingeniero Civil en Minas llegó a Cabildo en 1950 a ocupar el cargo de gerente del mineral Cerro Negro

En 1960 se va del pueblo para trabajar en otras actividades relacionadas con su profesión. Sin embargo, en 1964 vuelve a Cabildo a reinstalar las faenas del mineral El Cenado, desmantelados por los antiguos dueños, la Compañía Du M Zaita. 

En la década del '60 llega desde Austria Mil Raudal, sobrino de Adolfo Hitler a la mina Las Cuevas, ubicada en los cerros del Cerrado. Ahí instaló una planta concentradora de minerales. Sin embargo, debido al difícil acceso a la zona, debía subir maquinaria en helicóptero, palabras mayores para esa época. 

A pesar del esfuerzo implicado en su construcción, las faenas sólo duraron unos tres a cuatro años, ya que Raudal abandonó las instalaciones dejándolas bajo un cuidador, quien también se aleja de la zona debido al no pago de su salario. 

Años después la planta es adquirida por Edmundo Elissetche y hasta la muerte de su dueño, el 3 de Junio de 1978, aún estaba en funcionamiento. En El Cerrado trabajaban entre 110 a 120 personas entre empleados y obreros. 

Edmundo Elissetche además de su destacada actividad minera, es parte de la historia de la Municipalidad de Cabildo ya que fue alcalde y regidor, este último cargo lo ocupó hasta el 11 de Septiembre de 1973. 


II. RICARDO HUMERES CRISTI 


Ricardo Humeres Cristi nació en Sotaquí, (Departamento de Ovalle, Provincia de Coquimbo). Se desconoce la fecha exacta de su llegada al mundo, ya que no ha sido posible encontrar su certificado de nacimiento, pero se puede asegurar que falleció el 10 de Junio de 1899, a los 76 años, en su Hacienda de San José de Cabildo

Su vida transcurrió en la Provincia de Aconcagua y antes de 1868 ya era dueño de la hacienda Los Ángeles y San José, que en ese entonces también abarcaba lo que hoy es Los Molinos. Además de un fundo en San Felipe y de diversos predios rurales en Argentina. 

A nivel nacional su principal logro político fue el ser diputado durante 1879 a 1882. A nivel regional destaca su investidura como regidor y alcalde de La Ligua

En el ámbito privado se casó en la ciudad Los Andes, el 7 de Julio del año 1854. con Juana Araya Arancibia con quien tuvo a Mercedes, quien posteriormente fue dueña del fundo Los Molinos de Cabildo, cuyo arrendatario y hombre de confianza era Luis Morales Silva, regidor y alcalde del pueblo. Mercedes Humeres se casó con Roberto Guzmán Pérez y falleció en Santiago el 25 de Febrero de 1951. 

Ricardo Humeres Cristi, se casó por segunda vez en la ciudad de Quillota el 2 de Octubre de 1861, con Zoila Gac Carter, quien falleció en Santiago el 15 de Agosto de 1893. 

De este segundo enlace nacieron: 

1) Luisa Zoila.1 
2) Ricardo Esteban. Se casó el 16 de enero d 1907 con su sobrina Luisa Tornero Humeres, de cuya unión no hubo descendencia.2 
Ricardo Humeres falleció el 4 de Octubre de 1912 en Santiago a los 49 años. Su relevancia histórica radica en que fundó Cabildo y fue regidor y alcalde de la Municipalidad, durante varios periodos. 
3) Sara.3 
4) Hortensia Julia.4 
5) Luis.5 Se casó en España en 1894 con Consuelo Miralles Debarbería, perteneciente a la nobleza española. Consuelo falleció en Chile el año 1896. Tras su muerte Luis Humeres viajó a España donde se casó con su cuñada Mercedes Miralles. No tuvo hijos de ninguna de estas uniones. 

Luis Humeres era dueño del fundo Las Mercedes (hoy El Algarrobo) y como buen terrateniente inspeccionaba habitualmente sus tierras. En una de esas salidas a terreno lo sorprendió una torrencial lluvia que le provocó una fuerte pulmonía. A pesar de las atenciones médicas falleció en su casa de Santiago en 1901(6). Su temprana muerte causó profundo pesar en la sociedad Cabildana.

En la edición del 18 de mayo de 1901 el periódico El Esfuerzo resalta el fallecimiento ya que Luis Humeres era muy querido por su caballerosidad e inteligencia.

__________

1 Nació el 4 de junio de 1862. La Bautizaron  5 días después.
2  Matrimonio inscrito en la Circunscripción  El Ccrrito (Cabildo) N" 4 año 1907.

3Nació el  13 de Agosto de 1867, la bautizaron en la Parroquia  de  San  Esteban de Aconcagua.
4  La bautizaron el 14 de Abril de 1869 en la Parroquia de San  Esteban de Aconcagua.
5 También fue bautizado en la Parroquia de San Esteban de Aconcagua.

6 El funeral se reali en Santiago el día 18 de Mayo de 1901.


sábado, 27 de diciembre de 2014

CONCIERTO DE GUITARRA CLÁSICA : DEL CHOAPA A FRANCIA




Entradas disponibles en Oficinas del Bodegón cultural de Los Vilos. 


Alejandro Cortés
Alejandro Cortés Vilches




Choapa Intercambios – Echanges y ADM - Association de divulgation Musicale, coordinan la gira e intercambio del guitarrista clásico, Alejandro Cortés, quien por 3 meses estará en Francia representando a la región de Coquimbo realizando charlas y conciertos en diferentes lugares y escuelas de música de Nancy, Metz, Forbach, Les Vosges, La Meuse y Chartres.

Para ello se coordina un concierto de despedida con el fin de convocar a colaboradores de la iniciativa y al publico en general.

La convocatoria al Concierto se realizará previa inscripción y reservación.

Si se inscribe le informamos que: 

- Reservará su participación en el concierto privado a realizarse el día 21 de febrero de 2015 a las 21:00 hrs. en las dependencias de la Corporación Bodegón Cultural de Los Vilos. El evento contará con invitados especiales.

- Recibirá noticias a través de su correo electrónico sobre las experiencias del músico en el intercambio.

- Podrá disfrutar de obras inéditas que serán ejecutadas especialmente para la ocasión.

Para solicitar información sobre la inscripción, costo de adhesión y reservación al concierto, escríbanos a conciertodeguitarraclasica@gmail.com y le haremos llegar toda la información.

o bien, envíenos su email acá y lo contactaremos:



Alejandro Cortés
Alejandro Cortés






jueves, 18 de diciembre de 2014

UN SUIZO EN LOS VILOS COLONIAL: ISAAC ISELIN Y SU MIRADA AL CHOAPA DE 1806.




Los Vilos
Puerto de Nueva York, desde el cual salió el “Maryland” en 1805.


Por Ph. Joel Avilez Leiva.

ALBORES DE UN NUEVO SIGLO.


Corrían los primeros años del siglo XIX; en Europa, un pequeño isleño mirado con indiferencia en la Francia continental había escalado posiciones gran a la gran movilidad social experimentada en los agitados días revolucionarios. Genio político y militar, Napoleón Bonaparte se había encumbrado al Consulado galo. Ante la amenaza latente, la cercana y clerical España se había aliado con la regicida Francia y unidas en el mar, fueron sus naves destrozadas por la Armada británica. En Trafalgar (21 de octubre de 1805) no sólo fue la gloria de Horatio Nelson (que incluso lo llevó directamente al cielo gracias a un certero disparo francés), o de Cuthbert Collingwood. Fue también el fin del sueño de Napoleón de apropiarse del mar mediterráneo y en el océano Atlántico. Mientras, en el Reyno de Chile, los habitantes de la entonces no tan angosta faja de tierra (aún no se perdía la Patagonia Oriental en favor de Argentina) observaban temerosos la llegada de los barcos a sus costas, desprovistas de puertos, muelles y defensas militares. Cada vez que llegaba algún brulote, los escasos habitantes abandonaban sus ranchos para alejarse lo más aprisa hacia las lomas vecinas. Pánico hacia los “piratas” ingleses era la tónica.

En una de las constantes visitas de traficantes navales a nuestras costas (había prohibición de comerciar con países no católicos como Holanda, principados alemanes, Estados Unidos e Inglaterra), que sin embargo, ante la carencia de una flota capaz de hostilizarlos, bombardearon con productos manufacturados al incipiente proyecto industrial chileno, basado en la artesanía, algo claramente demostrado por historiadores como Sergio Villalobos y Gabriel Salazar. Un ejemplo de ello es que comenzaron a llegar desde Londres y Liverpool ponchos, sombreros y espuelas huasas, hechas en línea por la dinámica sociedad de la revolución industrial, haciendo colapsar los establecimientos artesanales de La Ligua hasta Concepción. El mercado nacional, al comienzo se nutrió con baratijas que no se podían conseguir sino a través del lejano camino a Buenos Aires. Pronto, sin embargo, fue imposible absorber la oferta de productos, y por tanto, los comerciantes vieron reducidas sus ganancias. La internación de insumos hizo que finalmente la clase pudiente, ante la desleal competencia reclamara a las autoridades por la permisibilidad de la ley, pues en los últimos 30 años la monarquía Borbónica liberalizó un poco el asunto, lo que incluso se vio en las Ciencias llegando desde la Metrópoli sendas expediciones ilustradas como las de Ruiz de Pavón y Antonio de Córdova, junto a la de los alemanes Heuland, libro de reciente publicación revisada por la Sociedad Pedro Pablo Muñoz de La Serena. Entre los barcos balleneros franceses, holandeses, estadounidenses, ingleses e incluso rusos (que habían colonizado Alaska) y otros de tipo contrabandista, llega el “Maryland” proveniente de la pujante Nueva York. Había zarpado el 05 de septiembre de 1805, y a su bordo traía como sobrecargo a un suizo radicado hacía varios años en Norteamérica; Isaac Iselin, contaba con 23 primaveras al momento de tocar costa chilena. Había nacido en Basilea, Confederación Suiza, en noviembre de 1783. Era sobrino del famoso filósofo, historiador y político reformista suizo del mismo nombre (1728 – 1782). Emigró a los Estados Unidos a los dieciocho años y se empleó en la firma naviera Gouverneurs & Kemble, de Nueva York. Posteriormente, se ocupó en LeRoy, Bayard and McEvers, en una de cuyas naves –el velero Maryland– dio la vuelta al mundo, en calidad de supervisor de la carga, pasando por Chile en 1806. De su viaje por México, Perú, Chile, Islas Sandwich y China dejó un registro detallado en su diario de viaje, desclasificado por el historiador José Miguel Barros en el Boletín de la Academia Chilena de Historia, 2006.

Por ahora sólo narraremos su estadía en el Choapa, específicamente en la costa de Conchalí, antiguo nombre de la actual ciudad de Los Vilos.

Bahía de Conchalí, 24 de abril y 30 de agosto de 1806.


En un primer viaje recorrieron Tongoy y Coquimbo. Luego, con la intención de visitar Concepción, navegaron hacia la Isla de Más Afuera, donde encontraron a un estadounidense natural de Boston, Mr. John Wright, que se había quedado escondido en la isla luego que la tropa española echase en mayo de 1805 a los cazadores de focas (en realidad lobos marinos) Después se les dijo que, desde 1797, la isla había sido asolada por cazadores que hicieron pingües negocios en China, vendiendo cada piel a un precio de $3 a $4.50. La depredación, en que masacraron centenares de miles de focas, continuó por varios años, hasta que la especie prácticamente desapareció. Luego de un tiempo, dejaron a su emocionado compatriota, que se negó a acompañarlos, pues aún soñaba con hacer fortuna en aquella soledad. 

En la mañana del 16 de abril, llevando consigo “al amigo Guiroza”, el buque salió de Tongoy rumbo al puerto de Conchalí, donde debían tener una reunión cuatro días más tarde; pero llegaron con tres días de atraso a causa de la mala mar.

Despachadas a tierra, las lanchas balleneras fueron guiadas por varias fogatas y, al día siguiente, retornaron al buque llevando a don Antonio Guzmán, de Coquimbo; pero nada supieron de “Don Echeverría”, quien, según Iselin, debía haberse reunido con los estadounidenses portando $60.000 (!).

Días más tarde se devolvió a tierra al señor Guzmán con “su mercadería” (la cual no se identifica); obtuvieron algo de ganado y provisiones frescas.

El diarista anota expresamente que en la ribera de Conchalí hay solamente unas pocas chozas de pescadores y que “el camino principal a Valparaíso pasa cerca de esta bahía. (¿Tenía en mente eventuales ventajas para futuros contrabandos?) El 20 de julio zarparon rumbo a Tongoy, acompañados por el “Margarita” (barco español de Coquimbo) y allí permanecieron al ancla durante dos días, a fin de reunirse con otros comerciantes; entre ellos un Sr. Aldunate (de Illapel) y su cuñado el marqués de La Pica.

Decidieron entonces regresar a Tongoy, donde llegaron a fines de agosto. Ahí hicieron una pequeña operación de venta con un señor que Iselin identifica como “Arazamundo del Valle”; por intermedio de este, valiéndose de una carta, propusieron una reunión con el Sr. Aldunate en Conchalí. Al bajar a tierra, el 30 de agosto, se enteraron de que varios caballeros los habían estado esperando durante algunos días; siguieron tres leguas hacia el interior y se reunieron con un “Padre Ovalle” quien les dijo que estaba provisto de mucho dinero para hacer negocios.

En el intertanto, identificándose como “Dr. Smith, de Estados Unidos”, había subido a bordo un irlandés con la intención de comprar algunas drogas y medicinas. (“Parece ser un marino desertor, que ejerce como curandero, con lo cual se da una buena vida”, anotó el diarista).

En esos días recibieron grandes grupos que venían a conocer el buque; con algunos visitantes galoparon cerca de diez millas hasta sus casas.

Acota Iselin: “Entre las damas estaban doña Rosarito Caleador y su hermana Teresa del Torre. Hubo algunos fandangos y muchas canciones con guitarra; en suma, fue una grata experiencia.”

Y prosigue: “Hacia la medianoche, fui a la casa del cura donde conocí a don Barcurran de Illapel y a un fraile dominico, quienes subieron a bordo con nosotros. También vino el Padre Ovalle, con quien hubo grandes negocios: unos $20.000 en veinticuatro horas. Este Padre parecía ser el muy efectivo agente de una sociedad dedicada al contrabando. Como se había apartado don Pedro Ponce, capitán de la guardia, las mercaderías se desembarcaron el 3 de septiembre.”

En ningún momento se refiere Iselin a la naturaleza de las mercaderías que vendían. Después de este revelador retrato de una realidad provinciana, agrega:

“Enviamos varios regalitos a doña Rosarito quien, para corresponder, nos obsequió un gran cajón lleno de fruta, confites, dulces, pasteles, etc. Del 4 al 6 estuvimos frente a Tongoy. Llevamos a bordo a don Pablo Ossa, otro socio de la compañía del Padre Ovalle; el 7, desembarcamos mercaderías y subimos cobre con algún ganado; el 8, al anclaje en Guanaqueros, donde desembarcamos algunos productos y subimos algo de ganado de Pancho Erera y otros. El día 9 todavía seguíamos en negociaciones con Arozena, de quien se dice es uno de los principales dueños de las minas de cobre de Guara, y con ***; el 10 regresamos a Tongoy.”

El Diario de Iselin es una gran fuente de información para conocer cómo era la vida en aquél lejano s. XIX en nuestra costa nortina. Su autor, de regreso de este viaje, en Estados Unidos contrajo matrimonio con Aimée Jeanne Susanne Emilie Roulet, el año 1810. Abandonó sus actividades comerciales en 1835 y volvió a Suiza: dos años más tarde, fue invitado a regresar a Nueva York donde permaneció hasta 1838, año en que retornó definitivamente a Basilea. Falleció en esa ciudad el 10 de diciembre de 1841, cuando Chile ya era una república, y a Conchalí llegaban aventureros para buscar fortuna en el mineral de Casuto, rico en oro hasta la desembocadura del Chigualoco, y que aseguró el pago de los empréstitos contraídos en el exterior para financiar la Guerra contra la Confederación Perú-boliviana (1836 – 1839).

Por otro lado, el tema de la competencia industrial extranjera hizo colapsar al artesanado chileno y a la manufactura nacional. La élite santiaguina, maulina y penquista, ante la poca respuesta del gobierno, pugnaron por un cambio de autoridades al grito de ¡Viva el Rey, Abajo el mal Gobierno! En un chanchullo propio de este mal gobierno, el Gobernador García Carrasco fue depuesto por el asesinato del capitán de un barco contrabandista inglés en la bahía de Pichidangui. El incidente del “Scorpions” es otro de los antecedentes de la Independencia. Pero esa es otra historia.

Feliz Navidad y Paz a los Hombres de Buena Voluntad.







martes, 9 de diciembre de 2014

LOS VILOS: ACTA DE CONSTITUCIÓN (1894)




En 1894 se constituye la Municipalidad de Los Vilos designando a su primer alcalde, a sus regidores y las sesiones ordinarias a realizar. 

El siguiente documento transcrito muestra el acta que describe el inicio administrativo de la comuna, el cual no deja de ser polémico al momento de que uno de sus primeros regidores, Don Arsenio Larraín, pone en duda el proceso de designación acusándolo como ilegal. Aun así, el documento es histórico y fundamental para conocer uno de los primeros pasos que constituyen este balneario. 

Acta Los Vilos

Comuna de Los Vilos


Mayo de 1894.-

     ACTA
En Los Vilos a seis de Mayo de mil ochocientos noventa y cuatro, se reúnen en la sala que ocupa el colegio de la localidad, los señores, Miguel H. Gatica, José Manuel del Río, Carlos Vergara, Nicaror Lodi Jervacio Montalba, Arsenio Larraín, Hermojenes Vicuña, Seferino Torres y Braulio Lambruno, designados por la Junta Escrutadora del departamento para Municipales*, procedieron a constituir al Municipio en cumplimiento al artículo 12 de la Ley de Organizaciones y Atribuciones de las Municipalidades. 

Sin que la comisión preparatoria presentara informes; por no tenerlos, se procedió a leer el acta de la junta escrutadora del departamento, cuyos poderes presentó cada uno de los señores nombrados. A continuación el Sr. Subdelegado tomó a cada uno de los asistentes el juramento de estilo*. 

El Sr. Arsenio Larraín expuso que los poderes con que se presentaban los señores Municipales y el suyo mismo, adolecían del defecto de no venir suscritos por todos los presidentes de la junta escrutadora del departamento y consideró que eran ilegales.

Los concurrentes sometieron a votación la indicación del señor Larraín y fue rechazada por cinco votos contra cuatro.

Se procedieron a calificar los poderes en la elección de cada miembro en el orden alfabético. 

Fueron aceptados los de los señores Miguel H. Gatica, Carlos Vergara, Nicaror Lodi, José Manuel del rio, Jervacio Montalba y Arsenio Larraín. 

Fueron excluidos los señores Hermojenes Vicuña, Seferino Torres y Braulio Lambruno: Los dos primeros por adolecer de nulidad sus poderes por vicios que se nota en la mesa de Las Varas* y estar pendiente su reclamación ante el señor Juez de Letra del Departamento.

El segundo por  no tener la  residencia que fija la ley.

Constituida la Municipalidad se procedió al nombramiento de Alcaldes por voto acumulativo, quedando elegido para primer Alcalde Don José Manuel del Rio, para segundo Don Miguel H. Gatica y para tercero el señor Nicaror Lodi.

Se fijó el orden de procedencia de los regidores y quedando nombrados de la dorma siguiente:
Don Jervacio Montalba en primer logar, Don Carlos Vergara en segundo y Don Arsenio Larraín en último.

Se eligió Tesorero a Don Baltazar Urela y Secretario a don José Lumbrino Verdugo. Se fijaron los días quince y treinta de cada mes para las sesiones ordinarias..

Se faculta al primer Alcalde y al Subdelegado para elegir en unión el local donde se reuna en lo sucesivo la municipalidad.


Los Vilos, Mayo de 1894.


*El documento es un poco complejo de transcribir, por lo tanto se dejó tal como se puede leer; o sea, sin cambiar algunas partes que tal vez puedan ahora parecer confusas.